Adornos de navidad reciclados
Navidad con reciclaje
16 diciembre, 2019
Show all

Áridos reciclados en 2020: apuesta por el medio ambiente

áridos reciclados para contribuir con el medio ambiente

El uso de áridos reciclados en 2020 para la construcción es uno de los principales procesos sostenibles en la industria de este sector. Tiene numerosos beneficios que incluyen limitar la necesidad de agregados vírgenes, reducir el consumo de energía, limitar los desechos que se dirigen al vertedero y minimizar las emisiones dañinas con el medio ambiente. No solo es una gran opción para un uso ecológico en obras de construcción, sino que el uso de estos materiales agregados conduce a ahorros de costos y ratifica una apuesta decidida por el cuidado del medio ambiente.

¿Qué son los áridos reciclados?

Áridos reciclados es un término que describe en general a materiales como el concreto de cemento triturado o el pavimento de asfalto y los escombros de la construcción que se reutilizan en otros proyectos de construcción.

El pavimento de asfalto se puede recoger de carreteras, estacionamientos y pistas de aterrizaje, y el cemento de hormigón se puede recoger de puentes, aceras y carreteras. Una vez recolectados y procesados, estos áridos reciclados se pueden usar en la construcción del sistema viario, arcenes y en muchos otros aspectos de la construcción.

En el desarrollo de cualquier actividad relacionada con la construcción o la demolición, se genera una gran cantidad de residuos sólidos. Son los materiales granulares típicamente utilizados en trabajos de construcción. Esto incluye materiales como arena, grava, piedra, hormigón y ladrillos; pero también vidrio, papel, plástico, etc.

A medida que el mundo continúa creciendo y urbanizándose a un ritmo acelerado, nos encontramos con la responsabilidad moral de tratar de mantener el medio ambiente existente. Para lograr esta tasa de urbanización rápida, todos los años vemos cómo se demuelen estructuras más pequeñas para dar paso a una construcción más nueva y más grande.

En el pasado, el material de desecho sobrante de los sitios de demolición y construcción terminaría en un vertedero, pero el uso de este viejo agregado ahora adquiere una nueva dimensión muy importante gracias a su reciclaje y reutilización. 

¿Cómo funciona el reciclaje de áridos?

El reciclaje de hormigón es un proceso relativamente simple en la teoría, aunque necesita la maquinaria y las instalaciones adecuadas para poder hacerse correctamente en la práctica. Implica romper, eliminar y triturar el concreto existente en un material con un tamaño y calidad específicos. El acero de refuerzo y otros elementos incrustados, si los hay, deben retirarse, y debe tenerse cuidado para evitar la contaminación por otros materiales que puedan ser problemáticos, como asfalto, bolas de tierra y arcilla, cloruros, vidrio, paneles de yeso, selladores, papel, madera y materiales para techos. Las aceras demolidas, las columnas de construcción o los cimientos se dividen y compilan. El material inicial del proceso puede ser transportado a un sitio de reciclaje para su trituración o (a menudo de manera más rentable) triturado en el sitio utilizando una plataforma de trituración portátil.

Los avances en equipos y tecnología han permitido una trituración más completa de una gama más amplia de hormigones. Los restos de acero ahora se eliminan con menos mano de obra, y los materiales que van desde el pavimento liso articulado hasta el pavimento reforzado articulado y el pavimento reforzado de manera continua se pueden triturar con el equipo adecuado.

El proceso para el reciclaje del asfalto no es muy diferente, aunque el tipo de maquinaria específica para su recolección y tratamiento es especializado en este trabajo. La evolución de este tipo de tecnología ha permitido llegar a niveles de refinamiento en el proceso de reciclaje, que han permitido un uso mayoritario del material reciclado frente al original. Las tecnologías actuales permiten llegar al uso de un 90% de asfalto reciclado en mezclas templadas y calientes y hasta el 100% en reciclaje en frío, para la construcción de nuevas carreteras.

Aplicaciones de gravilla y áridos reciclados

Aplicaciones de áridos reciclados en 2020

Los áridos procedentes del reciclaje de residuos de construcción y demolición (RCD) se usan cada vez con mayor profusión en nuevas obras de construcción, debido a razones ya mencionadas como el ahorro económico, y, sobre todo, por el beneficio en el cuidado medioambiental.

Los destinos o aplicaciones de estos materiales dependerán, generalmente, de su granulometría y la composición cada uno de ellos.

En general, las aplicaciones sin procesamiento incluyen:

  • Diversos tipos de rellenos a granel generales
  • Base o relleno para estructuras de drenaje
  • Construcción vial
  • barreras acústicas y terraplenes

Después de eliminar los contaminantes mediante demolición selectiva, tamizado y / o separación de aire y reducción de tamaño en una trituradora para agregar tamaños, el concreto triturado se puede usar como:

  • cimientos de un puente
  • hormigón de grado estructural
  • hormigón bituminoso
  • bases de pavimento de cemento
  • Autopistas
  • Pistas de aterrizaje
  • Proyectos de construcción civil de petróleo y gas.
  • pavimentos
  • barreras medianas
  • aceras
  • bordillos y cunetas

También hay parte de este material reciclado que podemos utilizar en jardinería. La grava de jardín procedente de un proceso de reciclaje se ha impuesto como una solución sostenible y ecológica. El uso de áridos reciclados para jardín significa que las clásicas zonas de gravilla que se alternan con las de césped no son solamente una opción que aporta equilibrio estético a estos espacios de recreo. Resultan más económicas y fáciles de mantener; además de racionalizar el consumo de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *