fbpx
sanciones por la mala gestión de residuos
Peligros y sanciones por mala gestión de residuos
10 septiembre, 2020
Show all

Planta de gestión de residuos: qué es y cómo funciona

cómo funciona una planta de gestión de residuos

Hoy en día, el reciclaje de residuos de construcción y demolición (RCD) por plantas es una alternativa eficiente y razonable a los métodos de eliminación insostenibles existentes, como el vertido en vertederos y el abandono incontrolado. La labor de una planta de tratamiento o gestión de residuos RCD no se trata solamente de una cuestión básica de economía, en la que el reciclado de los residuos ayuda a reutilizar los materiales contribuyendo a abaratar los costes posteriores de la construcción. También es una labor que tiene mucho de implicación social, ya que la adecuada gestión de las plantas de reciclaje puede mejorar la sostenibilidad del medio ambiente en general y afectar a la sociedad de manera positiva.

¿Qué es una planta de tratamiento de residuos?

Una planta de gestión de residuos RCD es un centro donde se recolectan, gestionan y valoran los desechos de construcción, demolición y excavación. La gestión y producción de estos residuos está regulada por la ley que establece el marco legal para la producción y gestión de residuos de construcción y demolición. Por tanto, se asegura que los residuos sean tratados de forma correcta y respetuosa con el medio ambiente, evitando así multas por una mala gestión de residuos.

Todas las actividades realizadas en una planta de tratamiento están reguladas; son básicamente recibir este residuo, valorarlo y separarlo para volver a utilizarlo. Hoy en día, la posibilidad de reciclar productos cotidianos –como plástico y vidrio- está muy extendida. En cuanto a las plantas de tratamiento RCD, la posibilidad de reciclaje es más amplia ya que, además de los materiales nombrados anteriormente (y también la madera), casi todo se puede tratar y volver a utilizar; excepto los residuos peligrosos, como asbesto, aerosoles y otros, que puede estar en los escombros en pequeñas cantidades. Este tipo de residuos deben ser almacenados en contenedores para residuos peligrosos o llevados a otras plantas donde son manipulado por trabajadores cualificados para recibir el tratamiento correcto.

Planta de gestión de residuos: qué es y cómo funciona

¿Cómo funciona una planta de gestión de residuos?

Los residuos de construcción y demolición comprenden los escombros generados durante ese tipo de actividades industriales. Cada vez que se construyen, renuevan o demuelen edificios y estructuras de ingeniería civil, se genera una cantidad considerable de residuos. Estos desechos a menudo incluyen una variedad de materiales dependiendo de cómo y dónde se generaron, incluidos concreto, metales, ladrillos, vidrio, plásticos, orgánicos, etc.

La construcción y la demolición, si no se gestionan adecuadamente, pueden ser una gran amenaza urbana. Los desechos RCD son una fuente importante de contaminación del aire. Los vertidos ilegales desenfrenados en lagos y ríos también están destruyendo nuestros ecosistemas y contaminando nuestra agua.

Los avanzados sistemas de procesamiento de desechos de RCD ayudan a convertir estos desechos en arena reciclada y agregados, como los áridos reciclados, que tienen una variedad de usos y aplicaciones de construcción. La correcta gestión de una planta de tratamiento de residuos tiene diversos efectos positivos:

  • Maximizan la producción de áridos de gran valor y alta calidad que se pueden utilizar como reemplazo de materiales naturales en una variedad de aplicaciones de construcción, incluida la producción de hormigón y asfalto.
  • Garantizan la capacidad de satisfacer la creciente demanda de arena y agregados de una fuente sostenible.
  • Protegen el suministro de arena y áridos en áreas donde las reservas naturales están en declive.
  • Minimizan los costos de transporte de arena y agregados: los materiales reciclados generalmente se producen más cerca de los centros urbanos.
  • Reducen la huella de carbono de su operación de procesamiento al producir arena reciclada y agregados más cerca del mercado
  • Solo mediante la introducción de una planta de lavado para sus residuos de RCD se podrá maximizar la recuperación de material y la eliminación de los diversos contaminantes que, de otro modo, restringirían los posibles usos y el destino final de la arena reciclada y productos agregados.

Incluso hoy en día es posible ver gran cantidad de escombros arrojados en los alrededores de pueblos y ciudades sin control, aunque cada vez es más común llevar este tipo de residuos a plantas de reciclaje para ser clasificados y reutilizados. Del mismo modo, hay muchos vertederos para residuos de construcción donde los materiales no se clasifican y reutilizan posteriormente. La cantidad de material reciclado en las plantas legalmente autorizadas está aumentando. Sin embargo, este tipo de material puede ser mucho más utilizado de lo que se hace en la actualidad. Este material es técnicamente bastante bueno para su uso y mucho más económico.

¿Buscas un gestor de residuos autorizado en Alicante?

Estos tipos de plantas son respetuosas con el medio ambiente ya que evitan la contaminación, reciclan y reutilizan todos los residuos de demolición y construcción reduciendo el uso de recursos naturales. Como resultado, la zona donde se aloja la planta será más autosuficiente ecológicamente y, en consecuencia, se reducirá la huella ecológica. Si necesitas un gestor de residuos autorizado y con todas las garantías puedes contar con nosotros. Gestionamos y asesoramos en esta materia con un compromiso por la eficiencia y la sostenibilidad. Consúltanos sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *