contenedores
Uso de contenedores según su tamaño
22 agosto, 2019
Show all

¿Qué es la gestión de residuos?

La importancia de la gestión de residuos para el medio ambiente

La gestión de los residuos se efectúa en diferentes etapas: recogida, transporte, valorización y eliminación de los residuos respetando los requisitos especificados en las normativas legales de cada municipio.

Por lo tanto, permite deshacerse de bienes, productos que se encuentran al final de su vida útil y que ya no nos sirven para nada. Pueden ser de vidrio, plástico, cartón, metal, madera, etc.

Se puede decir que se trata de un proceso que va desde la producción de los residuos hasta su tratamiento final e incluso la contaminación que provocan. Sin embargo la gestión de los residuos se basa en un principio, el de las 3R:

  • La reducción de la producción de residuos. Es decir reducir la producción de residuos domésticos que requieren un tratamiento colectivo, pero también tomar mejores decisiones, como no comprar productos sobreenvasados, elegir una bolsa de papel Kraft en lugar de una de plástico para ir de compras.
  • La reutilización de residuos. Algunos residuos pueden utilizarse de otras maneras, por ejemplo, en el sector del arte o de la decoración.
  • El reciclaje. Es decir, hacer un nuevo elemento a partir del antiguo, que se convierte en una de las materias primas del nuevo objeto.

¿Por qué es importante la gestión de residuos?

Los seres humanos producen una gran cantidad de residuos que es importante tratar para proteger los ecosistemas de nuestro planeta de la contaminación. Además, algunos de los residuos, dependiendo de su naturaleza, una vez en la naturaleza tardan miles de años en degradarse y desaparecer por completo. Algunos residuos pueden ser perjudiciales para el medio ambiente y para los seres humanos. Por lo tanto, es para limitar la contaminación y una posible intoxicación que se ha implantado tratamiento de residuos, con el fin de eliminarlos definitivamente para algunos.

¿Cuál es el propósito de este proceso? Reducir el volumen de residuos y su toxicidad, aumentar el reciclaje y eliminar los residuos finales o los que no pueden ser tratados. Si este proceso no existiera, aquí están los problemas que surgirían o se acentuarán:

  1. Degradación del medio ambiente debido a molestias visuales, residuos en el suelo, en el agua, etc, pero también olfativos con detritus en descomposición.
    Esta degradación, en consecuencia, tiene un impacto económico tras la pérdida de la actividad de un sitio. Por ejemplo, para la pesca o la agricultura, los residuos pueden perjudicar estas actividades económicas.
  2. También pueden surgir costes adicionales para el control de la contaminación del agua, entre otros.
  3. También existen riesgos para la salud como lesiones (vidrio en el suelo), contaminaciones (aire y agua) o enfermedades (ratas, proliferación bacteriana, parásitos….).
  4. Contaminación ambiental y degradación ecológica que suponen riesgos para la fauna y la flora (ingestión de residuos por parte de los animales).

La gestión de residuos es extremadamente importante para cuidar nuestro planeta y limitar su volumen. ¿Estás de acuerdo?

reciclar es importantísimo

Tratamiento de residuos sólidos: El proceso técnico

Un residuo sólido tiene un cuerpo sólido que conserva su volumen y forma. Es masivo o firme, a diferencia de los residuos líquidos o gaseosos. Por ejemplo, una lata es un residuo sólido, pero el aceite de un vehículo o el humo de una chimenea industrial no forman parte de ellos.

Cuando los residuos llegan al centro, primero se clasifican según su naturaleza, si son orgánicos, reciclables o no. Sin embargo, la clasificación debe comenzar directamente en los hogares y empresas. Además, en las calles se dispone de contenedores de colores para cada tipo de residuo.

Cada residuo, según su naturaleza, es sometido a un tratamiento específico:

  • Incineración
  • Metanización
  • Almacenamiento
  • Compostaje
  • Valoración
  • Reciclaje (ejemplo, áridos reciclados)

Los funcionarios municipales y las empresas especializadas llevan a cabo un tratamiento de residuos. Existen dos tipos de tratamientos:

  • Mecánico. Clasificar los residuos reciclables de los no reciclables y transportarlos al circuito de reciclaje o de incineración.
  • Orgánico. Fermentación o compostaje.

En conclusión, el tratamiento de residuos es importante y sobre todo necesario para el medio ambiente, pero también para los seres humanos. Deben ser clasificados y tratados para reducir su cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *